Búsqueda avanzada

Filtra por provincia

Filtra por nombre

Filtra por categorías

Sin Coste?

Pedro Noguera, Blocks

Proyecto

Pedro Noguera, Blocks

  • Categorías: Otros
  • Centro: Verbo Studio
  • Lugar: Murcia, Murcia
  • Fecha inicio: 07-04-2017
  • Fecha cierre: 08-05-2017
Añadir a mi agenda

Información

Pedro Noguera presenta Blocks

Pedro Noguera presenta Blocks, un proyecto compuesto de dos series basadas en múltiples referencias al entorno urbano, a través de diversos filtros, con un marcado carácter geométrico.

Las 25 piezas que forman la exposición, en diferentes formatos de papel trabajados con técnica mixta, plantean un viaje a través de variaciones sobre un modelo, desde el expresionismo abstracto al arte concreto.

Los muros de la ciudad y sus arquitecturas entrelazadas, pensados en otras ocasiones como soporte, son, en este caso, el motivo sobre el cual pensar la pintura.

El proyecto se inaugura el viernes 7 de abril a partir de las 19:30h en el espacio Verbo Estudio (Murcia). Acompañará DJ L. Warlock, con una selección de música negra y estilos urbanos para la ocasión. 

Pedro Noguera, Blocks

Pedro Noguera, Blocks

Pedro Noguera, Blocks

Texto de sala

– Antes de ver las obras de Blocks, de Pedro Noguera desde la memoria, sobre él y su trabajo, inmediatamente después de recibir la propuesta.

– Su modo de vivir ciudades y vincular sonidos.

– Los fondos elaborados y los elementos que no me cuadran. Lo que me desconcierta porque “no es lo que yo habría hecho”, y cuánto me alegro de que esto pase.

– Mencionar al principio las preguntas “inevitables” y los nombres de esos grandes artistas en los que puede hacer pensar la obra de Pedro; para que entre el aire, y poder continuar hacia la singularidad de su propia obra. Desde lo próximo: Miguel Fructuoso, FOD, Ricardo Escavy o Sonia Navarro. En otro tiempo: Pablo Palazuelo, por ejemplo. Y quizá más lejos, con mayores diferencias a la vista y grandes afinidades en el fondo: Joaquín Torres García.

Aparte, el intercambio constante de nombres de autores y títulos de “cosas” que mantenemos desde que nos conocemos.

– Del caminar por la ciudad habiendo visto las imágenes, pero sin leer todavía sus palabras que las acompañan.

– No pensaba incluir citas, pero acabo de leer algo que me ha hecho pensar de nuevo en él y, ahora sí, en su trabajo más reciente: hay algo afilado en los bordes de la sombra que se extiende [en La Broma Infinita de David Foster Wallace]

– Después, anotaré:

Más allá del “ser técnicamente impecable”

Disciplinas – Calle – Arquitectura – Muro

Dermatología – Química – Las imágenes – Las pieles

Filosofías – Pensamientos – Geometrías – Subjetividades

Cambio de escala – Proyección hacia –

– En un bar, un amigo empieza a hablar de Jorge Oteiza. Me sorprende un poco, lo reconozco, porque es fotógrafo y llevamos horas hablando de fotografía, pero… “qué tendrá que ver”, pienso, y también me doy cuenta de que durante esta semana no había relacionado el trabajo de Pedro con el de Oteiza, y de que, en realidad, sólo había estado pensando en pintores, tratando de contener la aparición de nuevas conexiones.

Comenta una obra que no conocía, la fachada del Santuario de Aránzazu, en Oñate (Guipúzcoa). Describe el edificio y su entorno entusiasmado, gesticulando mucho, sin ningún reparo al referirse a lo espiritual, lo místico y lo profundo. En ese momento, prefiero no ver fotos en su pantalla.

– Al día siguiente, reviso las imágenes que Pedro me ha ido enviando; la gran mayoría, de obras en proceso; y me detengo en una que muestra pinturas, rotuladores, tintas, y los instrumentos utilizados. Evidentemente, vuelvo a sentirme un privilegiado. Con pie y medio en el cliché, esa es una imagen clave, etc.

Pienso en el tiempo que contienen estas obras. En la relación que Pedro Noguera mantiene con cada una de sus piezas. En sus manos mientras trabaja. Y no únicamente en el tiempo efectivo durante el que manipula, interviene y transforma superficies, sino también en los momentos entre cada acción, en las miradas al alejarse del papel.

No es uno de esos casos de “con todo el trabajo que lleva detrás”, sino más bien: todo lo que él lleva adelante, pues el valor de sus obras no es una cuestión de minutos dedicados, como tampoco de maestría técnica.

Sobre las horas empleadas -cosas del lenguaje- posiblemente llamarlas invertidas pueda llevarnos a recordar su labor como restaurador de arte, y su compleja relación con el tiempo, la historia, los objetos y las obras; sin necesidad de aclarar con cuál de las dos o más historias o a qué tipo de obras nos referimos, pues, en este caso, la polisemia es clave.

– Siete días después de haber recibido la propuesta, recuerdo el esquema que me planteé seguir, según el cual ahora tendría que centrarme en las obras de esta exposición, para después tener una conversación telefónica con Pedro en la cual yo le haría algunas preguntas.

El planteamiento de estas cuestiones, en cierta manera, evaluaría mi papel de comentarista, y serían sus respuestas lo verdaderamente valioso.

– No sé por qué, intento no imaginar uno de esos vídeos hacia atrás que permitiese ver al autor deshaciendo sus obras lentamente.

– Caminando por la calle, he pensado que juzgarnos a nosotros mismos en base a las preguntas que le haríamos al hacedor, sería excesivo y paralizante… pero que, si tuviésemos la oportunidad de hablar con él, estaría bien no centrarnos en los recursos propios de los oficios que domina y que continúa ampliando, en constante estado de aprendizaje, y que desarrolla y comparte en sus proyectos pedagógicos.

Podría ser que una de las grandes cosas que nos da el trabajo de Pedro Noguera sea ese momento en el que, después de ver Blocks, volvemos a la ciudad. Intento ser consciente de los cambios experimentados, recordando sus variaciones al descomponer mentalmente los volúmenes y las superficies que me rodean y, en el fondo, nos contienen.

Me pregunto por la persistencia o duración natural de una sensación inducida, y la posibilidad de vincular voluntariamente, tiempo después, distintos escenarios con una serie de obras.

– ¿Qué podría preguntarle a él?

– En un principio, la idea fue ir escribiendo a mano y desarrollar brevemente alguna de las ideas al transcribir las anotaciones.

Hablamos por teléfono, y lo que hago es pedirle unos días más. No procede un lo primero que me salga en relación a un trabajo que invita a revisar las primeras impresiones.

Me cuenta cómo es el espacio expositivo, Verbo Estudio, la forma en la que piensa organizar y mostrar las obras, y los muchos detalles que tiene presentes al plantear la exposición.

– Antes, a raíz de una de esas preguntas estándar, he vuelto a su pasión por algunos géneros, concretamente: flamenco, graffiti, jazz y rap; en su sensibilidad a la hora de distinguir y, sobre todo, disfrutar de los matices de cada pieza, teniendo muy en cuenta su contextualización en relación con varios factores. Más allá de los estereotipos, uno de los rasgos que, entre muchos, comparten estas cuatro pasiones es el uso de la denominación de origen como distintivo estilístico. Como él respondió, conoce bien el trabajo de unos artistas a quienes respeta y mucho, pero lo suyo es otra cosa completamente distinta.

Efectivamente, no le hace ningún mal que se le incluya en una escena, según geografía, edad o técnica, ya que, en cualquier caso, estará en la primera línea.

 

Texto

Javier García Herrero

Abril del 17 – Madrid

 

Más info sobre Pedro Noguera

Web del espacio Verbo Studio

Facebook del espacio Verbo Studio

Facebook del artista

Ver en el mapa

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies